Patatas, patatas, patatas.

roastpotatoes_featured (1)

¡Vivan las patatas! Me encantan, cocinadas de todas las formas posibles, soy una loca de las patatas, jejeje.

Hacía tiempo que buscaba una receta de patatas que tuvieran una corteza crujiente y estuvieran super blanditas y cremosas por dentro, descubrí que cociéndolas primero en trozos grandes y luego friéndolas se conseguía ese resultado y me encantaron. Pero buscando recetas nuevas encontré esta receta de Jamie Oliver y ya fue amor total por las patatas, jajaja.

Es un poco entretenida pero os recomiendo que las probéis aunque sea una vez, están riquísimas, super crujientes y cremosas a la vez, un domingo que tengáis un poquito mas de tiempo probadlas y me contáis.

  • 4 patatas grandes.
  • romero.
  • tomillo.
  • oregano.
  • sal.
  • pimienta.
  • aceite de oliva.

Precalentamos el horno a 190ºC.

Pelamos las patatas y las troceamos en dados grandes. Las pasamos por agua para eliminar el almidón y las ponemos a cocer en una cazuela, cubiertas de agua y ligeramente saladas.

Cocinamos las patatas durante 6 minutos desde el momento en que comience al agua a hervir. Las escurrimos las dejamos que se templen durante 5 minutos.

Extendemos las patatas en una fuente apta para horno, que queden bien extendidas unas al lado de otras, si las ponemos apiladas no saldrán bien.

Regamos con aceite de oliva y salpimentamos, echarles también el tomillo, romero y el orégano.

Horneamos a 190º C, durante 25 minutos. Las pondremos en la bandeja central del horno con calor arriba-abajo y aire.

Retiramos las patatas del horno y aplastamos muy ligeramente las patatas con un tenedor. Se trata de cascarlas un poco, no de aplastarlas. Así conseguiremos unas patatas mucho más crujientes.

Pasamos las patatas a una sartén y las pasamos a temperatura fuerte durante 5 minutos con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. El punto será cuando veamos que comienzan a dorarse.

Retiramos las patatas de la sartén. Las volvemos a colocar en la fuente de horno.

Hornear a 210º C durante 12 minutos.

Y listo tendremos unas patatas impresionantes. Son perfectas para utilizar de guarnición de cualquier plato, súper aromáticas, jugosas por el interior y súper crujientes por fuera, buenísimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: