Pavlova o flechazo de merengue

12420999863887576073-0792742001499342895

Eso es lo que sentí la primera vez que hice esta receta, una flechazo total, un flechazo inesperado, un flechazo de merengue.

No soy muy fan del merengue, soy mas de nata, pero quería dar una sorpresa a mi padre y a él el merengue le encanta así que tenía que probar esta receta, una base de merengue, nata y fruta, seguro que le gustaba y vaya si le gustó, desde entonces es mi postre favorito para llevar a una cena o comida.

Es un postre que sorprende a todos y gusta siempre, no se imaginan que la base es de merengue, de hecho se queda tan jugoso y blandito que no parece merengue.

Lo ideal es preparar la base de merengue de una día para otro para que podáis ponerle la nata con tiempo y vaya cogiendo la humedad de la nata poco a poco.

Hay muchas recetas, he probado varias pero al final me he quedado como favorita con la de Anna Olson.

  • 4 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 cucharada de maicena.
  • ¾ cucharadita de cremor tártaro.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.
  • nata vegetal o nata para montar.
  • fruta

Precalentamos el horno a una temperatura de 135ºC con calor arriba y abajo.

Preparamos el molde cubierto con papel de hornear.

Con una batidora de varillas, batimos las claras de huevo con el azúcar hasta que quede una mezcla consistente. Podéis hacerlo con varillas de mano pero tardaréis mucho mas y es mucho mas cansado.

Agregar el cremor tártato y la maicena y batimos un poco, para que se mezcle.

Añadir la vainilla en pasta y mezclar de nuevo para que se integre bien.

Echar la mezcla sobre el papel de horno en forma de círculo, podéis hacer muchos círculos pequeño, uno grande o dos medianos para hacer una tarta de dos pisos.

Horneamos a 135ºC durante 60-90 minutos, depende del horno o del tamaño que hagáis el círculo.

Dejamos enfriar antes de seguir.

Montar la nata vegetal, o la nata montada con azúcar y poner sobre la base de merengue.

Hacer esto con tiempo para que la base de humedezca con la nata y no se quede chiclosa.

La fruta la pondremos en el último momento.

Podemos decorarla con frutos rojos, fresas, plátano, incluso con higos y trocitos de pistachos… cualquier fruta que os guste será perfecta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: